En el cartel de madera se leé: “Lago del Desierto 37 kilómetros”. Miro el camino, me ajusto el casco, piso el ripio con fuerza, tomo...