Image Alt

Blog

  /  Diarios de bicicleta   /  De Ushuaia a La Quiaca en bicicleta   /  Caminos imposibles vs Caminos posibles

Caminos imposibles vs Caminos posibles

Antes de salir a la ruta solemos preguntar cómo son los kilómetros que se vienen. Si bien estudiamos el mapa, chequeamos el perfil de elevación —para tener una idea de las subidas y bajadas que vamos a padecer/disfrutar— y vemos si el clima nos va a acompañar, quizás algún lugareño tenga algo para decirnos que desconocemos, como por ejemplo, a “x” cantidad de kilómetros van a ver una casa de guardaparque donde pueden pasar la noche.

Pero a veces los “consejos” te llegan sin buscarlos. Parás en la casa de alguien que te cuenta con lujo de detalles el malísimo estado del ripio que estás a punto de encarar, estás desayunando en un hostel y unos pasajeros se quedan conversando con vos sobre las durísimas pendientes que no vas poder subir en bicicleta, etc, etc, etc. ¿Pero qué tienen en común todas esas advertencias? Que la mayoría son negativas, bajoneras, te tiran al piso tu yo más fuerte y te meten en la cabeza la idea del “no voy a poder”.

salta-la vida de viaje-7

También están las opiniones de aquellos que no tienen ni idea de lo que es viajar en bicicleta y que hablan sin saber. “¿Cómo van a hacer la Cuesta del Obispo en.. ¡BICICLETA!?, ¡Están locos!”, “¿Pasan camiones por ahí? Tengan cuidado por favor..” Y se olvidan de que estamos pedaleando hace ocho meses por rutas, autopistas, caminos de tierra, de asfalto, que bajamos y subimos 20 cuestas y que nos pasaron por al lado 500 camiones. Volvemos a repetir: seguramente buscan cuidarnos, pero lamentablemente lo hacen desde el miedo.

Lo mismo sucede antes de emprender un viaje. Como dice nuestro amigo Andrés Fluxa (otro biciviajero que ya recorrió Ushuaia-La Quiaca en dos ruedas, que superó miedos propios y ajenos y que ahora está pedaleando hacia Alaska):

“Muchos me decían que era imposible, que estaba loco, que no lo lograría o que a los 20 días me pegaría la vuelta. Pero no me siento mal por eso y no creo que se trate de una mala intención. Se trata de lo que comentaba antes: lo que no existe no es posible. Y como para muchos no existía la posibilidad de viajar en bicicleta, al escucharme que emprendería un viaje tan largo, la reacción normal era esa: no lo lograrás, es imposible”

Muchas veces me encontré diciendo: “che, nos habían dicho que esto iba a ser difícil y no fue para tanto…” (yo, con cero experiencia en ruta y menos en bicicleta). Entonces, ¿por qué pasa esto? ¿Por qué lo que no existe para uno tiene que no ser posible para otro? ¿Y si el otro no cree en aquello que llaman imposible? ¿Saben que si le anteponemos el verbo hacer y el artículo lo, surge la frase “hacer lo imposible” que significa “poner todos los medios para conseguir algo”?

Cuando salimos de Cafayate nos hablaron del “difícil” camino para llegar a Cachi, de la “maldita” arena que enterraría nuestras bicicletas, de que “no hay nada” en el camino.. pero casi nadie nos dijo que la Ruta 40 atraviesa inmensos campos verdes, que nos sentiríamos en Marte al pisar la Quebrada de las Flechas, que sería uno de los caminos más impactantes de todo este recorrido (y miren que recorrimos bastante eh..).

salta-la vida de viaje-19

En este segundo fotorelato te vamos a mostrar todo el camino de Cafayate a Cachi donde llegamos a los 3457 metros sobre el nivel del mar y bajamos en bicicleta (sí, ¡en bicicleta!) por la Cuesta del Obispo para llegar a Salta capital.

Acá no vas a leer lo difícil que fue la ruta sino todo lo contrario: te recomendamos hacer este camino en bici porque lo que se disfruta no tiene nombre. Porque si bien tiene un tramo de mucha arena, se puede hacer igual. Porque se cruzan pueblos donde se puede pedir agua. Y porque en el ripio siempre vas a encontrar una huella por donde andar. Así que ponete el casco, subite a la bici y disfrutá de este viaje con nosotros.

salta-la vida de viaje-1

Antes de salir, ¿nos tomamos unos mates?

salta-la vida de viaje-2

El primer pueblito que se cruza es San Carlos a 25 kilómetros de Cafayate

salta-la vida de viaje-3

salta-la vida de viaje-4

¡Empezamos con los 130 kilómetros de ripio!

salta-la vida de viaje-5

salta-la vida de viaje-6

salta-la vida de viaje-8

Extrañábamos las noches al costado de la ruta

salta-la vida de viaje-9

salta-la vida de viaje-10

Siempre se puede

salta-la vida de viaje-11

¿Es un árabe? No, es Andrés

salta-la vida de viaje-12

salta-la vida de viaje-13

¿¡Por dónde sigue el camino!?

salta-la vida de viaje-14

salta-la vida de viaje-15

Por la Quebrada de las Flechas (¿o en Marte?)

salta-la vida de viaje-16

salta-la vida de viaje-17

salta-la vida de viaje-18

Subimos a un mirador y la vista era esta

salta-la vida de viaje-20

salta-la vida de viaje-21

salta-la vida de viaje-22

salta-la vida de viaje-23

Segunda noche en ruta

salta-la vida de viaje-24

salta-la vida de viaje-25

Esta es la 40. Sí, aunque usted no lo crea

salta-la vida de viaje-26

salta-la vida de viaje-27

Molinos de cerca

salta-la vida de viaje-28

Molinos de lejos

salta-la vida de viaje-29

salta-la vida de viaje-30

¡Llegamos a Cachi!

salta-la vida de viaje-31

salta-la vida de viaje-33

Despidiéndonos de la Ruta 40 (en el camino nos cruzamos con ciclistas y montañistas —palabras autorizadas— que nos hablaron del estado de esta ruta en el norte de Jujuy y decidimos subir hasta La Quiaca por la Ruta 9 y volver en unos meses para hacer este tramo en bicicleta sin tanto peso)

salta-la vida de viaje-34

Poco viento y mucho circo

salta-la vida de viaje-35

Otra noche más al costado de la ruta pero dentro de un refugio de colectivos

salta-la vida de viaje-36

La Recta del Tin Tin atraviesa el Parque Nacional Los Cardones y tiene una longitud de 15 kilómetros. Fue trazada por los Incas.

salta-la vida de viaje-38

salta-la vida de viaje-39

salta-la vida de viaje-40

¡Lo logramos! ¡Llegamos a los 3457 msnm en Piedra del Molino!  (el señor que nos acompaña amó nuestra bandera)

salta-la vida de viaje-41

Esta es la Cuesta del Obispo. 20 kilómetros de pura adrenalina

Consejos viajeros:

– Conocer el pueblo Seclantás. No es un destino que se promocione, pero sinceramente quien haga el camino de la Quebrada de las Flechas para llegar a Cachi tendría que visitarlo. Es un pueblo simpático, cuidado, tranquilo, lleno de casitas coloniales y grandes faroles. Una posada preciosa para descansar es El Capricho. Podés ver fotos y consultar disponibilidad en elcaprichosalta.com.ar

salta-la vida de viaje-

– Pasar una noche en Cachi. Las agencias de turismo suelen vender a este destino solo como una excursión (hacés la Cuesta del Obispo, llegás a Cachi para el mediodía, te dicen dónde comer, subís a la combi y volvés para Salta capital), pero lo ideal es que tengas el tiempo suficiente para recorrerlo y que vivas las noches de este pueblo.

salta-la vida de viaje-cachi

☞ Este es un post patrocinado, lo que significa que nos recibieron en los hospedajes y en el restaurante a cambio de mencionarlos en el blog. Nuestras opiniones son independientes, personales y objetivas, y están basadas en nuestra experiencia real.

Somos Jime Sánchez y Andrés Calla, amantes de la aventura y la vida al aire libre. En este refugio digital compartimos nuestro estilo de vida, relatos, fotos, info útil, consejos y muchísima inspiración.

Comentarios

  • 2 junio, 2014

    Buenas, Jime!
    Fantástica tu viaje de bici. Ella ya está en mi lista de deseos. Una duda, ¿andonde dormiran entre Cachi y Salta (o Chicoana o El Carril)? ¿Cuantas noches?
    Si quieres conocer Brasil de bici, yo le recomendaria la Estrada Real (http://eueamagrela.wordpress.com/cicloviagem-pelo-caminho-dos-diamantes/). He hecho el tramo llamado Caminhos dos Diamantes, de Diamantina a Ouro Preto.

    responder
    • 2 junio, 2014

      Hola Luis! Nosotros dormimos al costado de la ruta en carpa. Pero hay pequeños poblados como Chicoana con campings municipales donde poder descansar. Tenemos una guía de viaje armada para ese recorrido que pronto vamos a compartir. Gracias por la recomendación, tenemos muchas ganas de andar por esos pagos 🙂

      responder
  • Gabriel
    22 mayo, 2014

    Felicitaciones!!! que lindo viaje!! yo tenia ganas de hacerlo de mochila… no creo que me aguante una bicicleteada… pero voy a entrenar para el otro año. Muy buenas fotos!! y gracias x los datos! Abrazo!

    responder
  • Gusty Aguirre
    20 mayo, 2014

    Que hermosos lugares que visitan , me estan inspirando a seguir su ejemplo y cumplir ese sueño de viajar y olvidarse de la monotonia de la vida ! Saludos inmensos

    responder
  • carlos alberto
    2 abril, 2014

    Hola chicos. les escribe un santiagueño que dentro de 4 años y como parte de mi celebracion por los 50 pirulos , pienso hacer Ushuaia La Quiaca en bici, y ustedes realmente me animaron a realizar el viaje .El año pasado ya hize uno por el Noa y realmente lo disfruté una barbaridad.
    Si andan por Sgo del Estero no duden en avisarme para que les proporcione techo, comida o cualquier cosa que necesiten.
    Un abrazo y los felicito por el estilo de vida que adoptaron.
    Suerte!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    responder
    • 2 abril, 2014

      ¡Muchas gracias Carlos! Flor de regalo te vas a hacer, ¡disfrutalo mucho! Contanos después cómo fue todo y cualquier cosa que necesites escribinos a lavidadeviaje@gmail.com.

      Queremos seguir recorriendo nuestro país asi que vas a tener noticias nuestras 🙂

      ¡Un abrazo!

      responder
  • Lucas Hummel
    20 febrero, 2014

    Buenas! Les escribo desde seclantas mientras voy camino a la quiaca. Me sirvió mucho la info que pusieron acá a la hora de hacer este camino, es lejos lo que más disfrute desde que salí con la bici.

    La quebrada de las flechas no tiene desperdicio

    Saludos!

    responder
    • 2 abril, 2014

      ¡Qué bueno Lucas que nos decís! ¿Viste lo que se disfruta? Es uno de los caminos más lindos de nuestro país.

      ¡Abrazos!

      responder
  • Emilio Argañaraz
    8 noviembre, 2013

    Les aviso por si es que deciden pasar por cordoba y conocer los hermosos lugares que hay para recorrer.

    responder
    • La Vida de Viaje
      10 noviembre, 2013

      Emilio, ¡muchas gracias! Hace tiempo que queremos ir a Córdoba asi que en un tiempito te va a sonar el celular y seremos nosotros 🙂

      responder
    • Emilio Argañaraz
      29 noviembre, 2013

      les dejo mi mail por cualquier cosa. earganaraz@lavozdelinterior.com.ar

      responder
  • Emilio Argañaraz
    8 noviembre, 2013

    Hola chicos, como andan que lindo todo lo que estan viviendo, me encanta ver sus video, y todo lo de su blog. yo soy de cordoba capital, si les hace falta algo o quieren saber algo me avisan o me mandan un mail,o me llaman 0351-154039988, con gusto los voy a ayudar en lo que sea posible. Abrazo

    responder
  • 30 septiembre, 2013

    Lo que dicen de que la gente te dice que “eso es imposible” me hace acordar, salvando las distancias, a cómo reacciona la gente cada vez que me preguntan dónde vivo y les digo que así vivo, viajando, que no tengo una casa, y que viajar es mi forma de vida. La mayoría es gente más grande, que vivió toda su vida en la misma ciudad/pueblo, y hasta me han llegado a decir que hay que tener una herencia para poder vivir viajando… más de uno se queda en silencio y sin saber qué decirme cuando les empiezo a contar, más allá de mi caso, el de tantas otras personas qu viajan en bici, en femilia, a dedo, en carpa o como sea, pero que lo imposible.. sólo queda en la mente de cada uno =)

    responder
  • Carlos
    23 septiembre, 2013

    hola chicos los felicito por el viaje que hacen en bici, por las fotos y comentarios de la 40 que me van a hacer de mucha utilidad, yo me largo para el sur para unir Usuahia con Alaska bajo por la 3 y subo por la 40, saludos y buenas rutas.

    responder
  • marita y miguel
    20 septiembre, 2013

    Excelente chicos, que hermosa aventura que cuentan, de esta parte del viaje, buenisimo relto jime, y que increibles fotos.Un beso y a seguir subiendo……………

    responder
  • 20 septiembre, 2013

    ¡Que identificados con eso de te dicen que no vas a poder y despues cuando pasas te das cuenta que no era para tanto! Y eso que nosotros viajamos en un motorhome y no en bicicleta. Pero es como dicen, muchos de los comentarios es porque no saben como es viajar en bici o, en nuestro caso, en motorhome… tambien nos ha pasado lo contrario, que nos digan que si podemos ir y que casi nos quedemos encajados… o como cuando les paso a uds la ruta de la cueva de las manos, se acuerdan?? Nosotros no queriamos decirles que era imposible pero tampoco queriamos mentirles!! Cuantas historias, cuantos kms… y todavia me acuerdo cuando te dije el primer dia que nos conocimos que a los que menos miedo les tenes que tener es a los camiones/camioneros y yo creo que por dentro pensabas “esta piba esta loca”. Y si, estoy loca, estamos locos con Ale, como ustedes… estamos locos porque no creemos en imposibles, y porque hacemos posible los miedos. Los queremos mucho chicos! Que emocion nos da que esten tan cerca de La Quiaca… nos hubiera encantado poder compartir mas rutas con ustedes, lo saben. Ya tendremos revancha! Besos!
    (si si, estoy sensible y cursi)

    responder
    • La Vida de Viaje
      20 septiembre, 2013

      Jajaja ¡sabía que me iban a nombrar el imposible camino para llegar a la Cueva de las Manos! ajaja ese sí que fue un camino difícil eh.. ¡creo que hasta se me escapó una lágrima de la fuerza que tuve que hacer con la bici!

      Chicos, ¡los queremos y extrañamos! A la vuelta se viene un reencuentro intenso 🙂

      responder
  • Andrés
    20 septiembre, 2013

    Estimados amigos del camino. Sin conocerlo me da mucha alegría poder mantener esta relación a la distancia. Se que en algún momento nuestros destinos se cruzarán, en algún país o cuando nos quedemos quietos en Argentina los visitaré. Gracias por tomar mis palabras y de esa forma darme aliento para seguir avanzando en los caminos “posibles”

    responder
    • La Vida de Viaje
      20 septiembre, 2013

      Andrés, sin dudas en algún rincón de este pequeño y gran planeta nos encontraremos. ¡Mientras tanto te seguimos a distancia! 🙂 ¡Un abrazo y buenas rutas por todos los caminos posibles que hay en el mundo!

      responder
  • fernando nicolas davalos
    20 septiembre, 2013

    bua me encantaria acompañarlos hasta limite salta jujuy por la cornisa si es que van….bueno mi tel es 4393483 (0387)

    responder
    • La Vida de Viaje
      20 septiembre, 2013

      Ui Fernando, recién vemos tu mensaje. ¡Ya estamos en San Salvador de Jujuy! Hicimos el camino de La Cornisa, ¡estuvo muy lindo! Ya vamos a subir algunas fotitos que sacamos

      responder
  • Diego
    20 septiembre, 2013

    Yo hice ese mismo camino en auto, y en sentido contrario, saliendo de Cachi. Cuando pregunte me dijeron que en tiempo tardaba lo mismo entre ir por el ripio de la 40 o por otra ruta mas larga pero de asfalto… ni lo dude, vamos por la 40. Es realmente impresionante lo que va cambiando el paisaje en los diferentes tramos de ese recorrido, de lo mas lindo que visite en el NOA.
    Saludos y sigan pedaleando!

    responder
    • La Vida de Viaje
      20 septiembre, 2013

      ¡Menos mal que tomaste por la 40 entonces Diego!
      Un abrazo y ¡gracias!

      responder
  • Moni
    19 septiembre, 2013

    Ay chicos, que lindo! Ayer viendo otras fotos de ustedes me dieron ganas de hacer la 40 (en auto). Si bien siempre estoy pensando en todos los viajes que quiero hacer no había pensado en este, y si bien ya conozco algunos de los lugares por los que pasa la 40 me encantaría hacerlo por esa ruta.
    Saben si es posible en casa rodante o se complica?
    Gracias!!!!
    Después de La Quiaca se viene otro viaje?
    Besos!

    responder
    • La Vida de Viaje
      20 septiembre, 2013

      Hola Moni! Si lo hicimos en bici, ¿cómo no va a ser posible en casa rodante!? jaja ¡sí que se puede! Despacito en la Cuesta del Obispo para ver los paisajes y tener tiempo de sacar fotos, tranquilo por la Quebrada de las Flechas para disfrutarla.. no te lo pierdas. ¡Te va a encantar!

      Después de La Quiaca, volvemos a Buenos Aires para ver a la familia y amigos (que ya extrañamos), haremos algunos viajecitos cortos por lugares que tenemos muchas ganas de visitar (como Córdoba por ejemplo) y después, seguramente Sudamérica (pero shhh, no digas nada!) jajaj 😉

      responder

Dejá tu comentario o pregunta

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit sed.

Follow us on