Image Alt

Blog

  /  Diarios de bicicleta   /  De Ushuaia a La Quiaca en bicicleta   /  De una bici de paseo a un paseo por la 40

De una bici de paseo a un paseo por la 40

Hace aproximadamente un año atrás, Andrés me regaló su vieja bici inglesa. Nuestra idea era salir a pasear los fines de semana por el río de Vicente López o de San Isidro —donde vivimos—, aprovechando el calorcito del verano, él con su nueva mountain bike y yo con mi nueva-vieja bicicleta. Días después almorzando en el Puerto de Frutos de Tigre, me sorprendió con un canastito de mimbre para el manubrio, detalle vintage que a la inglesa le quedaba pintado.

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40--23

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40--24

Al principio no nos llevábamos muy bien. Las bicicletas inglesas son un poco pesadas así que levantarla costaba. Al no tener cambios, las subidas eran un tanto difíciles y terminaba con la cara roja de la fuerza que tenía que hacer. Subirme era una odisea por su altura y mi pie no llegaba con tanta facilidad al suelo cuando me quería bajar. Sepan entender: la última vez que me subí a una bicicleta tenía 14 años.

Dos meses después, ya un poco acostumbrada a la inglesa, Andrés se acerca con un mapa en la mano y me propone hacer un viaje de Ushuaia a La Quiaca en… bicicleta. ¿¡QUÉ!? esa fue mi reacción —y se imaginarán cuál habrá sido mi cara—. Hacía tiempo que veníamos charlando sobre irnos de viaje juntos y las ganas no me faltaban: pasé de querer ir unos meses a la India, después averigüe para viajar a Nueva Zelanda a través de los planes de Work & Travel y hasta hacía cuentas en el colectivo camino al trabajo para pasar tres meses en Perú.

Esas ansias de salir a la ruta se vieron potenciadas después de viajar por Salta y Jujuy con un amiga en enero del 2012. Volver a la rutina de la agencia de publicidad donde trabajaba ocho horas o más después de sentirme tan libre, fue contraproducente para mi salud mental. Y ahí fue donde empezaron mis preguntas: ¿soy feliz haciendo lo que hago? ¿Vivo la vida que quiero vivir? ¿Realmente quiero pasar la mayor parte de mi tiempo —y de mi vida— adentro de una oficina frente a una computadora? ¿Por qué viajar a través de fotos y de experiencias de otros si puedo ser la protagonista de mi propio viaje?

Si bien después de viajar por el Norte argentino me dieron muchísimas ganas de recorrer mi país antes de conocer otros lugares del mundo, hacerlo en bicicleta me daba miedo. Mi cabeza imaginaba subidas empinadas imposibles de realizar, vientos que soplarían la carpa estando yo adentro, camiones que rozarían mi bicicleta en la ruta y yo llorando en un rincón preguntándome en qué estaba pensando cuando decidí hacer un viaje así. Todo eso se veía potenciado por los miedos ajenos, que frente al desconocimiento de lo que es viajar en una bicicleta sumado a que ninguna persona con la que hablaba había hecho lo que yo pensaba hacer, me hacían temblar y al final, no solo me los contagiaban sino que además, los adoptaba como propios.

Pero había algo detrás de ese gran viaje que me atraía. Había escuchado poco y nada sobre el cicloturismo así que empecé a leer y a investigar de qué se trataba y me encontré con un mundo de gente apasionada por los viajes en bicicleta que en su mayoría, no eran “ciclistas de profesión”. Así fui derribando cada uno de mis miedos y contestando los ajenos.

Poco a poco, pasé del “¿¡QUÉ!?” al “¿Y POR QUÉ NO?”. Me compré una mountain bike cinco meses antes del viaje, le dije hasta pronto a la inglesa y firmé el telegrama de renuncia de una vida que no me convencía para darle paso a eso que tanto quería hacer: viajar.

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-5

En la ruta la imaginación dio paso a la realidad: las subidas no son tan empinadas como yo creía —y si no las puedo hacer en bici, me bajo y camino—, el viento no sopla mi carpa pero sí logró que lo escuche con muchísimo respeto —por suerte algún refugio siempre se encuentra—, los camioneros encabezan el ranking de gente hospitalaria en la ruta, los automovilistas frenan para preguntarte si necesitás algo… todo esto nunca nadie me lo había dicho como tampoco que iba a disfrutar tanto viajar a 13km/h arriba de una bicicleta por la estepa patagónica.

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-22

Vivimos en una sociedad que prioriza el bien material en lugar de la verdadera felicidad, que está engañada creyendo que lo superficial es lo que realmente vale, que mira la realidad a través de una caja cuadrada y no con sus ojos, que cree que viajar es tan o más peligroso que vivir en una ciudad y que deja que los miedos reinen sus vidas. Viajando uno se reconcilia con la especie humana y con uno mismo.

Si no fuese por esa simple pregunta que me hice, si hubiese escuchado más los temores ajenos y no lo que yo realmente quería hacer, me hubiera perdido todo esto…

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-1

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-2

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-3

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-4

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-9

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-11

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-10

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-12

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-8

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-15

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-16

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-18

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-19

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-20

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-21

…y por sobre todo me hubiese perdido la oportunidad de vivir mi vida de viaje.

Escritora y nómada digital. Viajo desde el 2013 y comparto en este refugio digital mi estilo de vida. Me apasiona la escritura y sobre todo inspirar y animar a través de la palabra. También escribo en luzyhumo.com y mi primer hijo de papel se llama Letras Luz. Dicto talleres de escritura y de viajes, no puedo vivir sin mis libros y cuadernos, y soy fan de la autoexploración.

Comentarios

  • marita y miguel
    28 marzo, 2013

    hermosa historia jime y andres, sigan disfrutando mucho, pero siempre acuerdense de sus seres queridos que siempre estan, besitos

    responder
  • Mariana
    27 marzo, 2013

    hola inevitable es que se me cruza una pregunta al leer tu historia, que dicho sea de paso me atrapó, el tema es de que vives, a mi también y segura estoy que no soy la única de que muchos queremos largar todos e irnos a recorrer el mundo, pero de que puedes vivir, lamentablemente necesitas mínimo unos pesos. Besos

    responder
  • Diego
    26 marzo, 2013

    “Creo que hay que viajar siempre, ponernos a prueba ante lo inesperado, ver y sentir sobre lo que hemos leído, sobre lo que nos han contado. Y luego escribirlo, para que otros sueñen, para mantener viva la ficción de existir y el anhelo de eternidad. Creo que el ojo del hombre debe ver las cosas por si mismo, respirar con sus propias narices los aromas de las plantas, de los animales y de los otros hombres; tocar con sus manos las manos de los hombres de otras razas, pisar con sus propios pies las tierras mas lejanas. El alma del hombre tiene que recuperar la pasión de la aventura y no esperar a que se la sirvan en la pantalla del televisor o en las salas de un cinematógrafo. Y la gran aventura es siempre el viaje. “Deberíamos viajar sin tregua y alentar en nuestro pecho un corazón de Mzungu”.
    John Reverte
    (Al regreso de uno de sus viajes por Africa. Mzungu es una tribu africana.)

    responder
  • 26 marzo, 2013

    Genia y figura! hermosa entrada! emocionante y espontánea!!! Un beso grande y a seguir adeltante!!

    responder
  • Ramiro Juarez - Ciclismo Urbano
    26 marzo, 2013

    Con mi mujer tambien viajamos por donde podemos y siempre llevamos la bici.
    Una historia, muy bien contada y que puede sucederle a cualquier persona que tenga la voluntad y un minimo de posibildades de realizar. La verdad es que en sintonia con el cursillo que vamos a comenzar hoy, vemos que en bici, rapidamente se adelantan pasos… Solo hay que perder el miedo, sobre todo el ajeno.
    Esta pareja se animo y emprendio un largo viaje… Pero para la gran mayoria, sin tantos kilometros se puede hacer uno o varios viajes cortos. Hay ciudades hermosas para visitar en bici cerca de Buenos Aires: Lujan, Pergamino, Bragado, Zarate, etc.
    Ademas con un micro que te lleva la bici es mas facil elegir un punto, conocerlo y regresar desde ahi, o partir desde alli… O bien elegir una ciudad ir en micro y recorrerla toda y sus alrededores en bici.
    En fin el limite esta solo en vuestra imaginacion… En definitiva LA VIDA MISMA ES UN GRAN VIAJE!!!

    Ramiro Juarez
    Administrador de Ciclismo Urbano.

    responder
  • Hernan Colombo
    26 marzo, 2013

    GRACIAS JIME !!!

    responder
  • Veronica
    26 marzo, 2013

    Su historia es maravillosa. GRacias por compartirla. Eso demuestra que nunca es tarde para comenzar a vivir nuestros sueños. Felicidades por su exito. Dios los Bendiga y Animo!! Sigan asì.

    responder
  • marina
    26 marzo, 2013

    increible post!!! sobre todo para mi q estoy pensando hacer un viaje laaargoo en bici y se me ocurrieron todos esos miedos de los q hablas…jaaj.
    mil gracias!!!
    q me voy , me voy!!!

    responder
  • chelo
    26 marzo, 2013

    fiuuu se me pianto un lágrimon, muchas sensaciones, mi sueño es recorrer la 40 en mi bici también, lo tengo hace ya algunos años. Viajó hace un tiempo ya, y cada regreso a casa es triste por eso mismo, regresar, a lo cotidiano y demás. Este último verano anduve 22 días por la patagonia chilena, un pedazo de chile se quedó en ni corazón y muchísimas personas también. Y más se afianza este sueño, implica mucho y ahí están mis preocupaciones, miedos no, preocupaciones, que hago cuando regresé?en que voy a trabajar? No lo se. Se que quiero hacerlo. Aunque aún tengo esas preocupaciones, pero me pone muy feliz seguir el viaje que otros muchos están haciendo. En breve espero, seré yo también uno de esos. Abrazo y buenas rutas!

    responder
  • irene
    26 marzo, 2013

    muy buena reflexion,sobre como mirar la vida,te felicito,los felicito y estoy disfrutando el viaje

    responder
  • 26 marzo, 2013

    Excelente relato chicos, ya saben que Positive los banca en su proyecto de vida. Por muchos kilómetros más… Esperamos mas historias, curiosidades, consejos y datos de color.

    Abrazo fuerte.

    responder
  • Soledad
    26 marzo, 2013

    Hola! Hermosa historia! Hace menos de un mes regresé de mi primer viaje a Salta y Jujuy, y desde que llegué no puedo parar de cuestionarme mi día a día, para qué? Porqué? Y muchas otras preguntas relacionadas con el viajar, conocer, y experimentar lo que VIAJAR significa…la verdad que leer tu historia me ayuda a no sentirme sola en este torbellino de sensaciones y dudas (lindas) que me traje de éste precioso viaje. Así que muchas gracias por compartir tu historia! Y a seguir pedaleando y conociendo nuestra bella Argentina!
    Un saludo, Soledad

    responder
  • Poupeé
    26 marzo, 2013

    Jime, me alegro que te hayas decidido, el momento es ahora, has hecho muy bien resolviendo tu incógnita, deseo que tengan siempre una excelente ruta y que cada día sea una aventura diferente, un beso gigante y a seguir pedaleando, Poupeé :*

    responder
  • Valentina Stock
    25 marzo, 2013

    Chicoooooooooooos!!! los felicito! veo sus fotos y recuerdo mi viaje…. que lindo es estar así en la ruta, sin nadie que te esté apurando o diciendo a donde ir!!!
    les mando mucha luz desde Brasil! Porto Alegre!!!
    un beso gigante y sigan así!!!!

    responder
  • 25 marzo, 2013

    Hola Jime!!
    Qué linda la historia de tu relación con la bici!! Por muchos kilómetros más y por muchos sueños más! Un beso grande para los dos!!
    Mucha magia!!!
    Aldana y Dino
    Magia en el Camino

    responder

1 2 3 5

Dejá tu comentario o pregunta

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit sed.

Follow us on