Image Alt

Blog

  /  Diarios de bicicleta   /  De Ushuaia a La Quiaca en bicicleta   /  De una bici de paseo a un paseo por la 40

De una bici de paseo a un paseo por la 40

Hace aproximadamente un año atrás, Andrés me regaló su vieja bici inglesa. Nuestra idea era salir a pasear los fines de semana por el río de Vicente López o de San Isidro —donde vivimos—, aprovechando el calorcito del verano, él con su nueva mountain bike y yo con mi nueva-vieja bicicleta. Días después almorzando en el Puerto de Frutos de Tigre, me sorprendió con un canastito de mimbre para el manubrio, detalle vintage que a la inglesa le quedaba pintado.

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40--23

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40--24

Al principio no nos llevábamos muy bien. Las bicicletas inglesas son un poco pesadas así que levantarla costaba. Al no tener cambios, las subidas eran un tanto difíciles y terminaba con la cara roja de la fuerza que tenía que hacer. Subirme era una odisea por su altura y mi pie no llegaba con tanta facilidad al suelo cuando me quería bajar. Sepan entender: la última vez que me subí a una bicicleta tenía 14 años.

Dos meses después, ya un poco acostumbrada a la inglesa, Andrés se acerca con un mapa en la mano y me propone hacer un viaje de Ushuaia a La Quiaca en… bicicleta. ¿¡QUÉ!? esa fue mi reacción —y se imaginarán cuál habrá sido mi cara—. Hacía tiempo que veníamos charlando sobre irnos de viaje juntos y las ganas no me faltaban: pasé de querer ir unos meses a la India, después averigüe para viajar a Nueva Zelanda a través de los planes de Work & Travel y hasta hacía cuentas en el colectivo camino al trabajo para pasar tres meses en Perú.

Esas ansias de salir a la ruta se vieron potenciadas después de viajar por Salta y Jujuy con un amiga en enero del 2012. Volver a la rutina de la agencia de publicidad donde trabajaba ocho horas o más después de sentirme tan libre, fue contraproducente para mi salud mental. Y ahí fue donde empezaron mis preguntas: ¿soy feliz haciendo lo que hago? ¿Vivo la vida que quiero vivir? ¿Realmente quiero pasar la mayor parte de mi tiempo —y de mi vida— adentro de una oficina frente a una computadora? ¿Por qué viajar a través de fotos y de experiencias de otros si puedo ser la protagonista de mi propio viaje?

Si bien después de viajar por el Norte argentino me dieron muchísimas ganas de recorrer mi país antes de conocer otros lugares del mundo, hacerlo en bicicleta me daba miedo. Mi cabeza imaginaba subidas empinadas imposibles de realizar, vientos que soplarían la carpa estando yo adentro, camiones que rozarían mi bicicleta en la ruta y yo llorando en un rincón preguntándome en qué estaba pensando cuando decidí hacer un viaje así. Todo eso se veía potenciado por los miedos ajenos, que frente al desconocimiento de lo que es viajar en una bicicleta sumado a que ninguna persona con la que hablaba había hecho lo que yo pensaba hacer, me hacían temblar y al final, no solo me los contagiaban sino que además, los adoptaba como propios.

Pero había algo detrás de ese gran viaje que me atraía. Había escuchado poco y nada sobre el cicloturismo así que empecé a leer y a investigar de qué se trataba y me encontré con un mundo de gente apasionada por los viajes en bicicleta que en su mayoría, no eran “ciclistas de profesión”. Así fui derribando cada uno de mis miedos y contestando los ajenos.

Poco a poco, pasé del “¿¡QUÉ!?” al “¿Y POR QUÉ NO?”. Me compré una mountain bike cinco meses antes del viaje, le dije hasta pronto a la inglesa y firmé el telegrama de renuncia de una vida que no me convencía para darle paso a eso que tanto quería hacer: viajar.

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-5

En la ruta la imaginación dio paso a la realidad: las subidas no son tan empinadas como yo creía —y si no las puedo hacer en bici, me bajo y camino—, el viento no sopla mi carpa pero sí logró que lo escuche con muchísimo respeto —por suerte algún refugio siempre se encuentra—, los camioneros encabezan el ranking de gente hospitalaria en la ruta, los automovilistas frenan para preguntarte si necesitás algo… todo esto nunca nadie me lo había dicho como tampoco que iba a disfrutar tanto viajar a 13km/h arriba de una bicicleta por la estepa patagónica.

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-22

Vivimos en una sociedad que prioriza el bien material en lugar de la verdadera felicidad, que está engañada creyendo que lo superficial es lo que realmente vale, que mira la realidad a través de una caja cuadrada y no con sus ojos, que cree que viajar es tan o más peligroso que vivir en una ciudad y que deja que los miedos reinen sus vidas. Viajando uno se reconcilia con la especie humana y con uno mismo.

Si no fuese por esa simple pregunta que me hice, si hubiese escuchado más los temores ajenos y no lo que yo realmente quería hacer, me hubiera perdido todo esto…

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-1

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-2

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-3

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-4

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-9

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-11

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-10

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-12

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-8

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-15

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-16

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-18

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-19

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-20

La Vida de Viaje-De una bici de paseo a un paseo por la 40-21

…y por sobre todo me hubiese perdido la oportunidad de vivir mi vida de viaje.

Escritora y nómada digital. Viajo desde el 2013 y comparto en este refugio digital mi estilo de vida. Me apasiona la escritura y sobre todo inspirar y animar a través de la palabra. También escribo en luzyhumo.com y mi primer hijo de papel se llama Letras Luz. Dicto talleres de escritura y de viajes, no puedo vivir sin mis libros y cuadernos, y soy fan de la autoexploración.

Comentarios

  • Pablo
    21 agosto, 2016

    Buenass, este verano voy a hacer mi primer viaje en bici al sur y leerte me hizo tener ganas de recorrer mas de lo que todavia ni recorri 🙂

    responder
  • Lourdes Molina
    30 julio, 2016

    Hermosa vivencia!
    Gracias x compartir.
    Que lindas fotos

    responder
  • 5 mayo, 2016
    responder
  • Gabriel Facundo luna
    12 enero, 2016

    Hola jime soy Gabriel de san juan esty con ganas de hacer el viaje de san juan a Bariloche en mi Cairo la verdad que me daba miedo pero leyendo tu relato me da toda la confianza! Gracias compartir esto . espero algún día conocerte .saludos!

    responder
  • alejandro
    4 enero, 2016

    chicos, me fascino su historia…! encontré su blog buscando alguna historia similar a la que quiero hacer,,,, consulta cuantos días le llevo hacer este magnífico viaje??.. espero su repuesta

    Saludos y felicitaciones.

    Alejandro

    responder
  • max
    24 octubre, 2015

    hola,estoy planeando un viaje asi como el de ustedes,me da mucha energia y emocion leerlos,gracias ,estoy un poco temeroso pero a la vez entusiasmado ,los felicito de todo corazon!!!1

    responder
  • Micaela
    16 octubre, 2015

    Hola Jimena! Te felicito…me encanto! Y me siento muy identificada; hace poco más de año mi novio me arreglo una vieja bicicleta de paseo, él tenía una nueva mountan bike, y decidimos usarlas para pasear los fines de semana. Nos empezó a gustar cada vez más la idea de manejarnos en bicicleta para cualquier lado. Pero como vos decís las bicis de paseo son muy pesadas, por lo que decidí hace poco comprarme una mountan bike. Ahora la uso hasta para ir y venir del trabajo, me cambio completamente y me hace sentir muy bien. Me encantaría animarme a un viaje, así como ustedes! Te mando saludos! Y les deseo éxitos!

    responder
  • Pingback: accesorios divertidos para tu bicicleta urbana | Mundito Loco
    22 agosto, 2015
    responder
  • César Castrellón
    15 abril, 2015

    Hola,

    Estoy planeando mi siguiente viaje, lo novedoso de este es que será mi primer viaje en bici y ya que planea salir de Buenos Aries hasta rio gallegos, tomando la ruta que bordea lo que sería el oceano atlántico. Me gustaría saber si me podrías ayudar con alguna recomendacion al respecto más que todo sobre el clima y los mejores meses del año para realizar dicho viaje y asi no tener que lidiar con temperaturas tan frias.

    responder
  • Pingback: Hijo de papel (1): escribiendo mi primer libro | La Vida de Viaje
    13 marzo, 2015
    responder
  • jose
    31 enero, 2015

    que hermoso seria no?

    responder
  • 20 diciembre, 2014

    Hola Jimena, te escribo desde México. Hace unos días les escribí al blog también. Gracias por responderme. Sigo leyendo los posts del blog. Tu historia con la bicicleta me ha emocionado mucho. Me siento muy identificada. La situación es muy parecida. Mi hijo y yo viajaremos pronto, intentaremos, zarparemos, largaremos, desde México hasta Argentina. Yo aún no tengo ni la bicicleta! y él, hace muchos meses que no se mueve por todo el DF en otra cosa que no sea su bicicleta. Me ha conmovido tu relato, la forma en que cuentas cómo recuperaste la vida. Viajar es como un despertar, y ese reconciliarse, es tan cierto! Gracias por hacerme sentir contenida en tus palabras. Un abrazo fuerte, y siempre adelante por este buen camino.

    responder
  • Nico
    28 noviembre, 2014

    Chicosss! nos conocimos en expobici este año! soy el amigo del pelado que estuvimos hablando antes de la apertura de la expo! la verdad estuve leyendo todo el blog y me ceban con todo! Ojala exista mas gente que priorice su felicidad y sus sueños y pueda despertar del letargo del sistema en trabajar mas para poder pagarse 15 dias al año en un lugar paradisiaco.
    Sepan que los banco a muerte! y que a pesar que hablamos 40 minutos, siento que compartimos muchisimas cosas a nivel humano!

    un abrazo enorme y a salir nuevamente a la ruta!!!

    responder

Dejá tu comentario o pregunta

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit sed.

Follow us on