SITIO EN CONSTRUCCIÓN

Si encontrás errores o tenés problemas de navegación es porque nos estamos renovando. Mientras seguimos trabajando, suscribite a nuestro newsletter para estar al tanto de todo lo nuevo que se viene.

    Image Alt

    Blog

    Hasta luego Patagonia

    Si tenés problemas para navegar el sitio es porque lo estamos renovando. Pronto todo va a volver a la normalidad.

    Este relato fue escrito de a poco, en momentos libres y de reflexión durante los últimos kilómetros recorridos por el norte de Neuquén. Las profundas ganas de escribir sobre mucho de lo que vivimos y aprendimos dieron lugar a este relato que busca ordenar un poco las ideas y los pensamientos después de unos largos meses en la ruta.


    Una etapa se termina y se llama Patagonia. Ya no somos los mismos que salieron desde Buenos Aires ese 28 de diciembre llenos de miedos y de dudas respecto a un viaje tan largo por la misteriosa Ruta 40. Aprendimos, crecimos y nos conocimos más. Todas las personas que nos cruzamos en el camino no sólo nos ayudaron sino que dejaron algo en nosotros: una enseñanza, un mensaje, un gesto, un recuerdo.

    Es inevitable no hacer una especie de balance. Estamos dejando una porción del país que fue muy significativa para nosotros y entrando en otra completamente nueva, con personas y paisajes diferentes.

    La ruta nos puso a prueba un centenar de veces y viendo para atrás, no podemos creer que hayamos pedaleado más de 3800 kilómetros por la extensa Patagonia argentina.

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (1 de 50)

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (6 de 50)

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (7 de 50)

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (9 de 50)

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (24 de 50)

    Hay tantas semillas creciendo dentro nuestro que llega un momento en el que uno necesita pasarlas por escrito para ordenarlas un poco. Hay que tener un espacio y un tiempo para procesar lo que vivimos. Así que en lugar de un post, esto se va a convertir en una hoja virtual de un diario íntimo. No sabemos cuántos pensamientos y reflexiones saldrán a la luz -algunos serán más intensos que otros- pero hay muchos que hace tiempo están dando vueltas por ahí.

    La gente es hospitalaria

    La sociedad en la que vivimos nos mal acostumbra. Vistas desde afuera, las ciudades son un caos donde todos desconfiamos de todos, donde se pierde el verdadero sentido de “comunidad”. Los medios de comunicación inyectan en nosotros mensajes que sólo logran llenarnos de miedos y la palabra inseguridad se pega en nuestro vocabulario cotidiano. Cuando uno sale de la burbuja de la ciudad, traslada su mochila llena de prejuicios a todos lados, sin quererlo.

    Pero la ruta (por suerte) te da un cachetazo de mundo real: te dice “acá no vas a estar solo” y te cruza en el camino con personas que quieren que sigas, que te alientan, que te acompañan, que te abrazan sin conocerte. No importa si lo que tienen para ofrecerte es mucho, poquito o nada. El factor humano es lo que más sorprende en el camino y te recuerda que la gente es buena por naturaleza.

    Ella es María Elena y nos recibió varios días en su casa en El Calafate. Fue nuestra primera “mamá” en viaje

    Silvio, el cocinero de la obradora Decavial, nos trató y nos cocinó como si fuéramos sus hijos (¡hasta nos preparó duraznos con dulce de leche de postre!)

    A Elena y Clemente los conocimos en la ruta y nos ofrecieron quedarnos en su casa… hasta para pasar el invierno ♥

    Paramos por algo calentito y a los pocos minutos ya estábamos calentitos pero en su casa

    Felipe seguía nuestro viaje y tres meses antes de llegar a Bariloche, nos ofreció su casa para parar y compartir largas charlas sobre viajes y montañas

    Primero conocimos a Jorge, después a su mamá, luego a su hermano y así se fue agrandando la familia Peucón en nuestro paso por la ventosa Zapala

    Pasamos a dejarle saludos de otro ciclista viajero y Rosita, después de unos mates, nos invitó a quedarnos en su casa en Las Lajas

    Nos habían hablado de un puesto al costado de la ruta para pasar la noche y nos encontramos con esta familia con la que conversamos, cenamos y reímos

    Todo sucede por algo

    Nosotros creemos mucho en la energía de las personas, en que si te cruzás con alguien por algo es, en que no existen casualidades sino causalidades. Todo pasa por algo, ya sea lo bueno o lo malo. A veces no se encuentran explicaciones racionales y no entendemos el porqué de muchas cosas.

    Lamentablemente también estamos mal acostumbrados al tener que encontrarle razones a todo. Somos como niños que preguntan constantemente ¿Y por qué? ¿Y por qué? ¿Y por qué? ¿Por qué preguntamos tanto por qué? Hay que dejar que las cosas sucedan como tienen que suceder. Fluir con la vida nos saca un gran peso de encima y nos alarga la vida porque sólo vivís este momento, el único que existe.

    Hay que dejarse llevar…

    saber cuándo parar…

    ..oberservar y dejarse sorprender

    observar y dejarse sorprender

    Estás viviendo ahora (ni antes ni después)

    AHORA. HOY. ESTE MOMENTO. EL PRESENTE. Esto es lo único que existe y muchos viven corriendo. No se dan cuenta que el tic tac tic tac sigue sonando, señal de que el tiempo pasa. Este es el único instante real.

    Viajando en bicicleta uno pierde la noción del tiempo. Uno va despacio, pedalea lento, observando, viviendo y percibe desde lejos cómo en la ciudad todos salen apresurados cumpliendo horarios y estando pendientes del reloj creyendo que son los dueños de su tiempo. Viven mirando para atrás, viven mirando para adelante. No tienen tiempo ni de vivir su propia vida.

    Hay que darle al HOY el verdadero valor que tiene, hay que cuidarlo, hay que vivir momento a momento y revalorizar la vida de cada uno. Ni el mejor de los sueldos tendría que poder comprar nuestro tiempo porque es lo más valioso que tenemos.

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (19 de 50)

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (32 de 50)

    Empezá a observar

    Arriba de una bicicleta sos parte del camino. Estás al aire libre, escuchás el sonido de la naturaleza, sentís los latidos de tu corazón, oís a tu cuerpo. La ruta no es un simple trayecto que une el punto A con el punto B: uno vive ese camino de transición. Tenés tiempo de mirar, de escuchar, de sentir.

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (8 de 50)

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (23 de 50)

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (17 de 50)

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (36 de 50)

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (34 de 50)

    Tomá del sistema lo que te sirve y lo que no, afuera

    Para todo dependemos del sistema: necesitamos de un trabajo (el que está a favor del sistema es aquel que consume ocho horas diarias o más de nuestra vida y todo aquel que hace algo diferente a la masa es tildado de “loco”), necesitamos del dinero que recibimos a fin de mes para pagar deudas, para gastarlo en shoppings, para “estar a la moda”, para pagar el seguro, para pagar impuestos y para gastarlo en distracciones que nos dan la sensación de que somos felices (pero diversión no es sinónimo de felicidad). Entonces el círculo vuelve a empezar y es así como nunca podemos salir de él.

    Las cosas materiales tienen un peso tan importante hoy que descuidamos lo verdaderamente importante. Te dicen que necesitás tener una profesión para ser alguien, ¿acaso no somos alguien ya? No queremos decir con esto que no hay que estudiar ni capacitarse (mientras a uno le guste y disfrute de eso) pero estamos cansados del discurso que prioriza lo material y lo superfluo.

    No podemos salir del sistema pero sí usar lo que nos sirve y lo que no, al tacho. Se puede vivir la vida que uno quiere vivir. Se puede ser feliz sin tantas lucecitas de colores.

    Hace ocho años Jhonatan, cansado del discurso de la sociedad americana, salió a caminar por el mundo en búsqueda de sí mismo 

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (33 de 50)

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (13 de 50)

    “Tomar del sistema lo que sirve”

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (5 de 50)

    No le creas a ese que te dice que vos no vas a poder

    Son muchos los que opinan por opinar sin pensar en los efectos que pueden tener las palabras en la persona que las escucha. Hay que empezar a mirar más para adentro y no tanto a los costados.

    Todos podemos lograr, conseguir o hacer cualquier cosa que queramos. TODOS. Hay que creer en nosotros mismos, ser conscientes de quiénes somos y a aquellos que opinan, preguntarles si alguna vez en sus vidas superaron miedos, cumplieron sueños o lograron algo.

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (22 de 50)

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (20 de 50)

    Nunca es tarde

    Es así de simple: nunca es tarde. Conocimos personas que con más de 40 años están planeando salir de viaje por Latinoamérica en jeep; que miraron para atrás y después de ver qué fue lo que hicieron y lo que no, no quieren perder más el tiempo y dieron vuelta sus vidas.

    Muchas de ellas tenían de todo en Buenos Aires (una profesión, casas, autos) y decidieron poner en primer lugar su felicidad y tranquilidad por sobre todas las cosas. Hoy viven lejos de la ruidosa ciudad con una sonrisa de oreja a oreja haciendo lo que más les gusta. Nadie dice que su vida es fácil (tampoco lo es en la ciudad) pero así son felices.

    Elba, docente jubilada, después de muchos años de enseñar quiere salir con su jeep y aprender todo lo que el camino le quiera mostrar

    Con ellos nos cruzamos en Santa Cruz. Tienen más de 50 años y están viajando por Sudamérica

    Yolanda y Miguel estaban recorriendo la Ruta 40 en su auto, se bajaron para sacarnos unas fotos y al final, ellos fueron los fotografiados

    Un denominador común

    Desde que salimos de Ushuaia nos cruzamos con infinidad de gente. La mayoría tiene un factor común: cuidan el medio ambiente (por ejemplo, separan la basura entre lo que es plástico/papel de lo que es orgánico), tienen una filosofía de vida que prioriza el estar y el sentirse bien, son independientes pero están atentos al otro y a sus necesidades, son felices con lo que hacen y tienen (por mucho o poco que sea), trabajan de lo que les gusta y te abren las puertas de su casa sin querer nada a cambio porque simplemente te quieren dar una mano. Personas con estas características le ordenan la estantería a cualquiera porque lo bueno contagia.

    Dario conoció Esquel a través de una película y desde hace varios años vive en el lugar que quiere vivir haciendo lo que más le gusta

    Juan dejó el cronómetro y la rutina en la ciudad. Hoy vive en Bariloche sobre la costa de un lago y sin reloj

    Gustavo trabajaba en el sector de sistemas de una petrolera y hoy su oficina de trabajo es un velero en el Nahuel Huapi

    Las mismas inquietudes y preguntas sobre la vida te cruzan con gente en búsqueda de las mismas respuestas

    agradecé siempre

    Nunca pronunciamos tanto la palabra GRACIAS como en estos cinco meses. Se la decimos a todos aquellos que nos ayudan en el camino sin conocernos, a aquellos que nos escriben alentándonos a seguir, a nuestras familias, a todos. Agradecer es el secreto para que la buena energía siga fluyendo.

    ¡Gracias Don Nikola por tu cálida bienvenida apenas pisamos el Fin del Mundo!

    Gracias amigos por esta linda amistad y por abrirnos las puertas de su casa (rodante) cuando lo necesitamos. Ojalá la ruta nos vuelva a cruzar

    Gracias por todos los regalitos que nos dieron a lo largo del camino (uno de ellos es este llavero). Gestos como estos valen más que cualquier otra cosa

    El estar lejos

    Desde que salimos compartimos cenas con muchísimas personas, conversaciones entre amigos, almuerzos familiares y fuimos testigos de numerosos abrazos entre hermanos, padres e hijos, nietos y abuelos. Las ganas de darle un beso a tu papá, de abrazar a tu hermano y de juntarte a charlar con tus amigos se potencian. Muchas veces nos miramos y nos dijimos “qué ganas de estar con nuestros seres queridos”. El estar lejos te hace valorar estos simples gestos y grandes encuentros que en la vida cotidiana son algo de todos los días.

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (37 de 50)

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (38 de 50)

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (39 de 50)

    Un feliz cumpleaños a la distancia

    La ruta es un reflejo de la vida

    La ruta tiene momentos difíciles: largas subidas, kilómetros de ripio, tramos con viento en contra, días de lluvia… pero también tiene cálidas brisas que acarician tu cara, bajadas de tobogán, cumbres iluminadas por el sol que uno no se cansa de mirar. La ruta es como la vida y lo difícil sólo hay que pasarlo. Lo bueno siempre puede estar después de una curva.

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (11 de 50)

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (15 de 50)

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (10 de 50)

    hasta luego patagonia-la vida de viaje (44 de 50)

    “Lo bueno siempre puede estar después de una curva”

    Escritora y nómada digital. Viajo desde el 2013 y comparto en este refugio digital mi estilo de vida. Me apasiona la escritura y por sobre todo inspirar y animar a través de la palabra. También escribo en luzyhumo.com y mi primer hijo de papel se llama Letras Luz. Dicto talleres de escritura y de viajes, no puedo vivir sin mis libros y cuadernos y soy fan de la autoexploración.

    Comentarios

    • fernando gallego
      4 abril, 2017

      hola chicos excelente tu narracion y muy motivadora los felicitoooooooo

      responder
    • Nancy
      9 octubre, 2016

      Hola Soy Nancy y con mi amigo Eugenio, Vamos a Cruzar x chalten ir hacía la carretera Austral Chile y salir por los antiguos santa Cruz en enero 2017 la idea es llegar a bariloche.. Para los dos es nuestro primer desafio.

      responder
    • Eugenia
      19 agosto, 2016

      Hola! Muy inspirador su blog, con esto nos decidimos a viajar. Les queria pedir su opinión de como ven a dos chicas de 19 años (y en nuestro primer viaje) yendo hasta Ushuaia de mochileras, en cuanto a seguridad, por lo solitario del camino, etc. Gracias! Sigan viajando

      responder
    • GUADALUPE DIPP
      13 enero, 2015

      me encanta viajar, trato de hacerlo lo mas posible,
      y he conocido parte del mundo, cada ano planeo un viaje a un lugar a donde nunca he ido,,
      ano pasado fue marruecos, este ano sera india
      pero aparte regreso a lugares que tengo amigos,,
      viajo 3 meses al ano

      responder
    • Marcelo
      30 diciembre, 2014

      Hola chicos!!
      Me emociono lo que lei,en mi mente viaje con ustedes;todo lo que contas del viaje,las sensaciones, (lamentablemente) solo lo se en teoria pero tambien me ayuda a decidirme sabiendo que nunca es tarde,Que lindas experiencias!!!,los felicito y sigan adelante,que Dios los guarde.

      responder

    Dejé tu comentario o pregunta

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit sed.

    Follow us on