Image Alt

Blog

Caminos de caracol

El norte de Buenos Aires amanece húmedo. El reloj despertó a las 7.30 pero la neblina sigue en tierra: la espera de dos horas teñidas de café con leche hacen del tiempo un pestañeo. Salimos al encuentro de un camino tenso lleno de camiones y autos que se mueven a velocidad autopista, pero la ruta quiere que avancemos lento: sabe que nuestros motores están algo oxidados. La entrada en calor se vuelve peatonal cuando atravesamos los dos puentes atirantados que unen la ciudad de Zárate con el paraje Brazo Largo en Entre Ríos.

La Vida de Viaje-entre rios-1

Los vehículos livianos y pesados por el asfalto de la izquierda, nosotros obligadamente por la pasarela angosta de la derecha. Sorteamos postes de luz, hay estructuras metálicas enanas que raspan las alforjas y el pedal nos golpea los tobillos. Él vibra y a veces lo vemos balcón: las rejas rojas dividen al colgante del campo y el río.

La Vida de Viaje-entre rios-9

Cuando pisamos la banquina de pasto alto, el GPS nos lleva por un camino de barro y tierra: mientras tanto la celeridad sigue su curso del otro lado y en línea recta. Los pozos cubiertos de agua unicolor se vuelven costumbre pero preferimos una huella zigzag antes que el ritmo vecino desenfrenado y veloz. Con ya 106 kilómetros en nuestras alforjas, caemos en cuenta de que el odómetro suma vueltas de pedal en oferta.

La Vida de Viaje-entre rios-2

Llegamos al camping con K de nombre difícil y conversamos con El Tano para que el precio por una noche sea menos costoso para nuestros bolsillos. Después de charlar e intercambiar miradas cansadas pero exageradas —táctica que nunca falla—, la suerte está de nuestro lado y nos regala caramelos con gusto a menta fresca.

Vamos hacia la costa. “Es junio pero el sol vive verano”. Preparamos mate, tendemos carpa y junto a unos pescadores somos los únicos en un predio de varias hectáreas.

La Vida de Viaje-entre rios-6 La Vida de Viaje-entre rios-5 La Vida de Viaje-entre rios-4 La Vida de Viaje-entre rios-8 La Vida de Viaje-entre rios-7

Llega la noche y con ella confesiones. Sentimos nostalgia de Ruta 40. Cualquier carretera alternativa nos resulta extraña: es que el sabor de ese camino quedó calcado en nuestra voz. Quizás no es solo eso y también nos pesa el tiempo que vivimos en modo sedentario, porque volver a viajar es soltar lo seguro y hacerse amigo del ritmo caracol.

La Vida de Viaje-entre rios-11

La Vida de Viaje-entre rios-13 La Vida de Viaje-entre rios-12 La Vida de Viaje-entre rios-14 La Vida de Viaje-entre rios-16

Entre Ríos nos recibe con 30 kilómetros de pavimento limpio. Dejamos la Ruta 12 y decidimos que esta travesía tomará la parsimonia de los pueblos pesqueros, de los pocos habitantes, del compás de la siesta. Así llegamos a Ibicuy, un poblado isleño con una única calle principal cubierta de arena.

La Vida de Viaje-entre rios-17 La Vida de Viaje-entre rios-18

Persona que nos mira, persona que primero las mira a ellas: son el anzuelo para romper el hielo. “No se ven ciclistas por estos pagos”, nos cuenta un señor flaco escarbadiente con gorra verde gastada. Esa noche tenemos dos opciones de descanso: el patio de una escuela detrás de una iglesia o el cuartel de bomberos. El cura toma la posta y nos invita a pasar para que acampemos debajo de un tinglado que nos refugia de una lluvia de madrugada.

Gracias al agua que compacta la arena, las arterias entrerrianas se vuelven caprichosas: mantener el equilibrio es un juego. Esquivamos caballos y los pájaros de pecho amarillo escoltan la senda. Al mediodía frenamos en Mazaruca y la improvisación del almuerzo en un refugio de colectivos —que nunca llegan— tiene gusto a sándwiches de queso y tomate. Contamos siete casas y cinco personas.

La Vida de Viaje-entre rios-20 La Vida de Viaje-entre rios-19 La Vida de Viaje-entre rios-21 La Vida de Viaje-entre rios-22 La Vida de Viaje-entre rios-23 La Vida de Viaje-entre rios-24 La Vida de Viaje-entre rios-26 La Vida de Viaje-entre rios-25 La Vida de Viaje-entre rios-27

La próxima parada es el Paraje La Argentina, el camping Marito y el río espejo mitad nubes mitad cielo. De cada lugar donde pasamos tomamos instantáneas. M nos cuenta de la vida de los pescadores, los bagres y las sudestadas. El pasto moja y los fideos están al dente para la cena.

La Vida de Viaje-entre rios-28 La Vida de Viaje-entre rios-29 La Vida de Viaje-entre rios-30 La Vida de Viaje-entre rios-32 La Vida de Viaje-entre rios-33 La Vida de Viaje-entre rios-34

Las mañanas son cerradas…

La Vida de Viaje-entre rios-36

…solo por un rato

La Vida de Viaje-entre rios-35

Retomamos la Ruta 12 solo para llegar a destino, pero tiramos la toalla a 20 kilómetros de la campana de bienvenida. Frenamos en un corral de estancia que se convierte en refugio y los días de ruta suman cuatro: la pausa será en una casa de memorias dulces en Gualeguay, pero esto forma parte de la próxima página de este largo diario de viaje.

La Vida de Viaje-entre rios-37 La Vida de Viaje-entre rios-38 La Vida de Viaje-entre rios-39 La Vida de Viaje-entre rios-40 La Vida de Viaje-entre rios-41

Somos Jime Sánchez y Andrés Calla, amantes de la aventura y la vida al aire libre. En este refugio digital compartimos nuestro estilo de vida, relatos, fotos, info útil, consejos y muchísima inspiración.

Comentarios

  • Pablo
    12 septiembre, 2016

    Muy muy bueno gente!!! desde hoy los seguimos!!

    responder
  • 26 junio, 2015

    Este post condensa toda la belleza que hay en la simpleza de la ruta, en los amaneceres en el camino, en las cotidianidades del viaje. Me dan unas ganas tremendas de agarrar la mochila sin rumbo! Gracias por esas sensaciones, chicos!

    responder
  • rodolfo
    12 junio, 2015

    Chicos felicitaciones y feliz estadia en mi ciudad, no los conocia hasta verlos hoy en tv admiro lo que hacen y…hasta siempre!!!! Los seguire acompañando. Rodolfo de concepcion del uruguay er.

    responder
  • Nestor
    10 junio, 2015

    Q linda narración de lo sucedido hasta ahora , Lugares de almuerzo y /o cena cinco estrellas pero porque ustedes con sus ganas y sueños lo hacen asi , Caminos de tierra , saliendo de lo convencional , todo una nueva vida de viaje .Vamos por mas !

    responder
  • felix
    9 junio, 2015

    la verda amigos que muy llevadero el relato y muy lindas las fotos. Uno se siente parte del viaje. Soy un miniii escritor y me pareciò piola la modalidad. Quiza. a mi en particular (como soy viajero biker tambien), me gustaria leer un poco mas de las anecdotas viaje, pero claro el relato debe ser para todos .La mejor onda como siempre les tiro en el face (soy felix wolf allì ).Un abrazo che

    responder
  • Yani Castro
    6 junio, 2015

    Sencillamente admirable!, creo que todos en algún momento de la vida deberíamos vivir estas experiencias, salir por un ratito al mundo! Vivir, esa es la idea! Muchas luz chicos y para adelante siempre! Abrazos!

    responder
  • Martin Omar
    6 junio, 2015

    La gente comùn hace cosas comunes, la historia sòlo recuerda a los distintos, a los soñadores, a los que llevan a cabo sus ideales… Los felicito por èllo, sigan adelante, una vuelta màs de pedal y el dèstino final estarà unos centimetros màs cerca.. El espirituo de todos los que compartimos la pasiòn por el raidismo seguramente estarà con utds acompañandolos a cada instantes, principalmente en los momentos de flaquesas en los momentos en que uno quiere tirar la toalla-Pero NO, hay que seguir, seguir y seguir hasta el final.-…(Les cuento que he recorrido màs de 13000 km en bici, pronto saldrè de La quiaca a Ushuaia por la 40.).. Gral Lamadrid – Bs As- 53 años… (Gde pero no viejo ja ja)..”,EL MUNDO ES MUY GDE PARA QUEDARSE EN UN SOLO LUGAR”.. Abrazos.

    responder
  • 6 junio, 2015

    Hola amigos viajeros ! recién me entero que están de nuevo en los caminos , , que suerte para nosotros porque así viajamos con uds., , , le contagie el amor por las bicis a mi hijo Seba y a salido de viaje por el sur un par de veces con amigos del barrio a los cuales también les taladré la cabeza ja ja . . . creo que en todas las vacaciones lo seguirán haciendo. . . . y yo espero que este verano si me acompaña la salud, me largaré por los Siete Lagos. . Gracias muy lindas las fotos y excelente el relato. sigan compartiendo .Raúl de Neuquén

    responder
  • Miguel Bujosa
    5 junio, 2015

    05/06/2015…19:18..Ha…Con los números, arranco bien, como en primero inferior,¿sera casual? por ser el primer comentario de este Blog…Me pone contento que de nuevo estén en la ruta…En cuanto a el comentario que hacen de la ruta 40…no hay punto de comparación, por donde le busques…yo e echo todo este recorrido que se han propuesto… en toda esta parte Este, del País…Olvídense de encontrar ni una similitud, respecto a las rutas y a la tranquilidad, para viajar…no así con la gente que es muy similar…todo este tramo asta pasar el puente General Belgrano de regreso de Misiones en muy complicada por el transito..pero no imposible, sabemos del cuidado que tienen…es preferible caminos de tierra en mal estado que lugares por asfalto, es mas… tendrán mil anécdotas por estos caminos …no así por la ruta… Les deseo lo mejor…un abrazo…

    responder
  • 5 junio, 2015

    Lo he releído como cinco veces… me gustan los relatos de viaje…

    responder
  • osvaldo deninotti
    5 junio, 2015

    vamos chicos ..!! con 60 años recorrí en bici la 40 ..ahora voy por los 62 y voy por tierra del fuego…no aflojen que hay gente que necesita vuestro estímulo …”PERO A TÍ PEPE QUIÉN TE QUITA LO BAILADO, Y GRACIAS PEPE POR LLEVARME A BAILAR”…..( J. M. Serrat )

    responder
  • popi y fede y vicente
    5 junio, 2015

    Hola chicos!!!! que lindo seguirlos!!! un beso grande, desde el Camping… sigan disfrutando el camino.. Aca nosotros pasados por agua.. se extraña el verano!

    responder
  • 5 junio, 2015

    Me encanta verlos de vuelta en las rutas y como amigo y seguidor, me sorprende como han mejorado ambos: las fotos de Andrés son cada día mejores y las letras de Jime son cada día más atrapantes y con más y más recursos literarios que, a mi humilde entender, enriquecen muchísimo el relato.
    Les mando un abrazo grande desde el otro lado de la cordillera y espero que el camino nos vuelva a cruzar en algún momento.

    responder
  • pAu
    5 junio, 2015

    Buen Día!! hermoso viernes para leer un relato maravilloso. Es lindo transportarte un segundo a sus caminos. Preciosas fotos..
    Sigan así, disfrutando paso a paso.. Los sigo leyendo..
    Saludos!

    responder
  • EUGENIO
    5 junio, 2015

    Hermosos relatos que nos hacen viajar junto a ustedes y hasta sentir lo hermoso que es poder vivir la vida en todo su potencial. viva la vida y los viajeros que andamos por ella .

    responder
  • 4 junio, 2015

    Son tan, pero taaan lindos. Tu relato es hermosísimo y las fotos de Andrés son excelentes. Se nota que ustedes dos se llevan muy bien de la mano.
    Te leo siempre y es la primera vez que dejo una huellita por acá.
    ¡Beso enorme y gran viaje gran!

    Dai

    responder
  • Daniel Fabian Gigena
    4 junio, 2015

    Hace casi dos años, los encontre en la plaza de Cafayate. Charlamos un buen rato, compartimos un mate y unas fotografias. Hermoso lo que hacen y los felicito. Cuidensen y un abrazo. Daniel Rio Cuarto, Cordoba.

    responder
  • marita
    4 junio, 2015

    QUW BUENO CHICOS, HERMOSAS FOTOS Y COMO SIEMPRE HERMOSOS RELATOS DE ESTA NUEVA EXPERIENCIA EN LA RUTA. UN BESO GRANDE A HA SEGUIR DISFRUTANDO MUCHO

    responder
  • 4 junio, 2015

    Que lindo Chicxs!!! Hermosas fotos y cálido relato. Jime sos una excelente escritora!!!! Ustedes y este blog fue un pilar muy importante para decidirnos a viajar en bici (se lo habíamos dicho?)
    Gracias por compartir!
    Abrazo y buenos caminos!
    Gaby

    responder
  • Daniel
    4 junio, 2015

    Hola chicos!! Que lindo verlos otra vez en el camino!! Fuerza y adelante..! Sigo con el libro… voy despacio, disfrutando y viviendolo de a poco… creo que es la primera vez que un libro me lleva a tenerlo conmigo, a releerlo… siempre leí a mil, sin detenerme a “ver” a traves de la lectura…
    Les mando un abrazo fuerte y que los vientos sean a favor!!

    responder
  • 4 junio, 2015

    Que linda sensación la de volver a la ruta. Al principio los viajes suelen ser un poco atolondrados pero después se acomodan. También comparamos con el viaje anterior, el desafío es disfrutar de donde estamos y de los que nos toca.
    Abrazo grande a la distancia!

    responder
  • Marisa
    4 junio, 2015

    Hola Jime! Estoy a full con tu libro. Me encanta.
    Y los envidio sanamente. Esta posibilidad de viajar en cualquier momento, co cualquier excusa. O con ninguna.
    Les mando un abrazo grandote.
    Los sigo desde mi casa, en Lago Puelo, Chubu.

    responder
  • 3 junio, 2015

    Hola,siempre los sigo y es envidiable la fuerza y voluntad que le ponen a esto,porque hacer muchos kilometros sobre asfalto y en bicicleta,no es nada facil,pero en este viaje,esos lugares con arena y charcos y barro,la verdad es maravilloso y,por lo menos yo, ((aunque creo que todos)),disfruto mucho de las fotos,sigan asi y mucha suerte,saludos.

    responder

Dejá tu comentario o pregunta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit sed.

Follow us on