Carretera Austral en bicicleta
Carretera Austral en bicicleta
la-vida-de-viaje-carretera-austral
Crónicas

CARRETERA AUSTRAL EN BICICLETA (2017)

Andrés y Jimena recorren los 1247 kilómetros de la Carretera Austral en bicicleta. Lejos de romper récords o de ser una vuelta al mundo, demuestran que cuando se sale de viaje el verdadero desafío es mucho más grande y simple de lo que parece. Una aventura sin héroes en la Patagonia chilena.

  • En el cartel de madera se leé: "Lago del Desierto 37 kilómetros". Miro el camino, me ajusto el casco, piso el ripio con fuerza, tomo envión con el pedal y empiezo a pedalear. Esta ruta que conecta a El Chaltén con el lago del Desierto la recorrimos en el 2013 cuando el ripio era sinónimo de cascotes de piedra y serruchitos que nos hacían rebotar en el asiento. Aquella vez perdí el único pólar que tenía como

  • Le pregunto al capitán si podemos subir las bicicletas al barco y me responde que no. En mi cabeza se activa el modo "recalculando" y se me ocurre decirle si al menos podemos cargar las alforjas y dejar las bicis atadas en el puerto de Candelario Mancilla. "Ah sí, eso sí, pero apúrense que salgo al tiro". Adentro del barco hay chilenos, alemanes, españoles y nosotros, los dos únicos argentinos. Todo está un tanto desordenado y

  • Este texto lo escribí en mi cuaderno después de pedalear los primeros 154 kilómetros de Carretera Austral que contamos en este post. Podría publicarlo en cualquier momento pero quise hacerlo ahora, después de la segunda crónica, para que vean cómo un camino te puede volar la cabeza y cambiar la forma de ver tu mundo en tan poco tiempo. La verdad es que la quería revolear por un barranco y no verla nunca más. Me cansó tanto que

  • Salimos de Caleta Tortel hacia Cochrane, la primera ciudad de este viaje de sur a norte por la Carretera Austral. Nos vamos con la sensación de estar dejando algo atrás: la ruta sigue serpenteando bosques, lagunas y arroyos; sin embargo en el paisaje se empieza a notar una transición sutil pero evidente: ya no se ven tantas cascadas, los ventisqueros se encogieron, el verde se convierte en ocre estepario. Eso: estepa. Si bien el bosque

  • Bertrand está apoyado sobre la ladera de un cerro que mira a un lago, tiene una costanera que se recorre en menos de un minuto y dos “campings”, uno en la entrada y otro a tres cuadras. Frenamos en el primero. Un hombre de unos 60 y pico de años, de pelo y tez oscura con un cartón de vino en la mano nos mira pasar mientras conversa con unos viajeros. Todos se ríen, bajan

  • Por la ruta no se escucha ni una mosca. Después de casi 500 kilómetros de ripio, andar por asfalto se volvió una necesidad. Estamos pisando marzo y eso es un buen augurio: vemos menos autos, menos turistas, menos camiones, menos todo eso que viajando tratamos de evitar. Una cuesta con curvas y contra curvas nos hace pedalear todavía más lento, pero qué importa si la velocidad no es amiga de este paisaje. Pedaleamos por la Reserva

Fotos

Película

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit sed.

Follow us on

¿Te gusta lo que hacemos?  Sumate a la Comunidad de LVDV