Image Alt

Blog

  /  Destinos   /  Iruya mágica

Iruya mágica

Escondida entre los cerros, rodeada por dos ríos y a 2780 metros de altura: ahí está Iruya.

Sus casas de adobe y piedra se apoyan en las montañas como si fuesen una extensión de la tierra. Sus callecitas empedradas y angostas son tan dulces como melancólicas. Vemos a niñas y niños jugando en la calle, gallinas picoteando el suelo, y mujeres y hombres caminando al son de la altura.

Subiendo hasta el mirador, la vista panorámica de las montañas y del pueblo es imponente, mágica. Un destino que no puede faltar en tu álbum de lugares imperdibles de Argentina.

El pueblo y sus alrededores están dentro de la Reserva de Biósfera de las Yungas, protegida por la UNESCO desde el año 2002. En 1995 fue declarado Lugar Histórico Nacional.

gastronomía típica

En Iruya, como en toda esta zona del Norte argentino, se cocina con ingredientes ancestrales y típicos como quinoa, habas y variedad de papas andinas (oca, tuni, churqueña, colorada, runa, entre otras). Los platos típicos que tenés que probar es el guiso de papas verdes, el guiso de quinoa y el pastel de quinoa.

Miradores y Circuitos

Desde el Mirador de Iruya se ve todo el pueblo y sus alrededores. El camino está bien marcado. Un tip: andá al atardecer porque es la mejor hora, y si tenés, llevá binoculares para ver bien de cerca a los cóndores. Dificultad baja.

El Mirador del Cóndor tiene una espectacular vista de las montañas y los valles de Iruya. Está ubicado en el cerro que se encuentra justo en frente del pueblo. Desde la iglesia, hay que cruzar el puente peatonal. A partir de ahí se empieza a subir (el ascenso puede llevarte entre 1 y 2 horas dependiendo de tu estado físico). Es común ver volar cóndores o aguiluchos. Dificultad media-alta.

Si querés hacer un trekking más largo de medio día, a 8 km está San Isidro, un pueblo de 350 habitantes escondido en medio de la montaña. El camino está marcado, sale desde Iruya y va paralelo al río.

El circuito de los Caminos del Inca es un hermoso trekking de varios días que une Iruya con el pueblo Nazareno. Permite conocer las costumbres ancestrales y formas de vida de los incas, y ver en primera persona cómo sus pasos quedaron registrados en apachetas, ruinas de monumentos y santuarios. Es de dificultad alta y se recomienda ir con guía.

Si preferís recorrer Iruya y Humahuaca en una excursión en el día, hay tours que salen desde Purmamarca, Tilcara y San Salvador de Jujuy.

¿Qué se puede hacer en Iruya?

En este post, te compartimos dos videos filmados en este destino por Yanina y Néstor de “Conociendo Lugares” que nos parecieron geniales. En este primero, ellos te cuenta todo lo que se puede hacer y ver:

¿DÓNDE QUEDA?

Si bien Iruya es un pueblo en la provincia de Salta, solo se puede acceder desde la provincia de Jujuy.

A 26 kilómetros al norte de Humahuaca, hay que tomar la RP 13 y continuar por un camino de tierra que llega hasta el Abra del Cóndor, el límite entre ambas provincias, a 4000 msnm.

El paisaje es sencillamente espectacular: quebradas caprichosas y montañas verdes, azules, violetas y amarillas dibujan el camino. Desde acá, son 22 km donde se descienden 1220 metros hasta llegar al mágico pueblo de Iruya. Son, desde la RN 9, 48 km en total.

Somos Jime Sánchez y Andrés Calla, amantes de la aventura y la vida al aire libre. En este refugio digital compartimos nuestro estilo de vida, relatos, fotos, info útil, consejos y muchísima inspiración.

Dejá tu comentario o pregunta

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit sed.

Follow us on