SITIO EN CONSTRUCCIÓN

Si encontrás errores o tenés problemas de navegación es porque nos estamos renovando. Mientras seguimos trabajando, suscribite a nuestro newsletter para estar al tanto de todo lo nuevo que se viene.

    Image Alt

    Blog

    COMER VIAJAR AHORRAR

    Si tenés problemas para navegar el sitio es porque lo estamos renovando. Pronto todo va a volver a la normalidad.

    Cuando uno viaja en bicicleta y pasa mucho tiempo en la ruta, a veces se vuelve un poco difícil mantener una alimentación saludable y equilibrada. Un amigo ciclista nos dijo algo muy sabio antes de salir: “coman todo lo que puedan, cuando puedan”, pero esto no significa que nos estemos alimentando bien.

    1En nuestro primer viaje largo comíamos súper mal: galletitas, conservas, paté y enlatados, pero con el tiempo logramos alimentarnos mejor y cambiar nuestros hábitos.

    Chocolate: algo que nunca nos puede faltar

    Partiendo de las cuatro comidas básicas (desayuno, almuerzo, merienda y cena) es conveniente incluir paradas cada una hora para comer. ¿Por qué? Porque de esa manera vamos a tener un alto contenido de glucosa en sangre. Si este nivel baja, podemos llegar a caer en la hipoglucemia, sentir la cabeza pesada y tener mareos. En esas pausas es recomendable ingerir una fruta (banana, pera o manzana en ese orden de preferencia), frutos secos (almendras, castañas, nueces, pasas de uva) o pan untado con mermelada (en lo posible casera).

    Un dato importante es que cuanto más se come, más sangre llega al estómago y menos a las piernas, por eso la importancia de hacer varias paradas durante el día y no dos o tres de mucha comida. Esto es fundamental a la hora del almuerzo y por eso conviene comer liviano para seguir pedaleando. Hay que saber escuchar al cuerpo y comer hasta que uno se sienta satisfecho, ni más ni menos.

    Pastas, el almuerzo infaltable de todos los cicloviajeros

    La hospitalidad del camino siempre está a la orden del día

    No queremos desilusionar a nadie pero lo más probable es que viajando se gane peso por la sencilla razón de que se sustituye la grasa por músculo. En un día normal de pedaleo se pueden gastar 5000 calorías, por eso hay que pensar en una alimentación sana que las reponga: en ruta ingerir alimentos que aporten energía rápida (frutas o frutos secos), en los desayunos y cenas energía de larga duración (cereales, integrales, carbohidratos) y durante todo el viaje vitaminas, proteínas y sales minerales que son útiles para que el sistema nervioso, muscular e inmunológico funcione bien. No hay que abusarse de las fibras porque gracias a la bici activamos los órganos del vientre y en particular del intestino, con lo cual si las comemos en cantidad vamos a sobre estimularlo.

    Cada tanto un asadito no viene nada mal. Una linda anécdota: después de un día agotador de viento en Santa Cruz, frenamos en una estancia y nos recibieron con este manjar

    Salteado de verduras cocinadas con la MSR y un Cabernet, el almuerzo ideal para una vista como esta

    Verduras a la parrilla: la opción perfecta cuando tenemos un fogón en un camping

    Para comer sano, ¿se tiene que gastar mucha plata? No, este es nuestro menú en la ruta:

    • Desayuno fuerte para arrancar el día: café o té de manzanilla/boldo + pan con mermelada casera o dulce de leche. Otras opciones: avena, nueces y canela o frutas con cereales, nueces y miel.
    • Media mañana o colación: cereales, frutos secos, frutas + té de manzanilla/boldo + pan con mermelada o dulce de leche (dependiendo del clima elegimos uno u otro). Por supuesto, algún que otro mate calentito.
    • Almuerzo liviano para seguir pedaleando: frutas, sándwich de queso, zanahoria y tomate, ensaladas, atún.
    • Merienda o colación: cereales, frutas, pan con miel o dulce de leche, frutos secos y nuestra gran preferida: la garrapiñada
    • Cena fuerte: polenta (con salsa o verduras), fideos o arroz (con salsa o aceite de oliva y queso rallado) y de postre el infaltable cuadradito de chocolate amargo antes de dormir.

    Consejos ruteros

    1. Un buen lugar para llevar frutos secos e ir picando mientras se pedalea es en el bolso manillar que va enganchado en el manubrio. También se pueden guardar en cualquier bolsito que esté al alcance de la mano.
    2. Llevar toda la comida en alguna de las alforjas traseras y no en las delanteras (este exceso de peso puede desestabilizar la bicicleta).
    3. Los carbohidratos son el combustible por excelencia para los cicloturistas (fideos, arroz, polenta).
    4. En lo posible, agregarle a las comidas semillas de lino, chía, sésamo y girasol. Tienen muchos beneficios para el cuerpo: aportan vitaminas, minerales y omega 3 y 6.
    5. Tomar mucha agua ya que favorece la digestión: un 3% de deshidratación puede provocar calambres en el estómago. En este post, nutricionistas y cicloviajeros te dan consejos sobre hidratación en la ruta.
    6. Los cartuchos de las clásicas cocinas de camping son muy costosos. Para viajes largos conviene llevar una MSR que se enciende a combustión y que por muy poco dinero se recarga en las estaciones de servicio. Los hornitos de alcohol también son una buena opción.
    7. Es fundamental llevar especias, queso rallado y un aceite de oliva chico para darle más vida a las comidas que se repiten una y otra vez durante el viaje.
    8. La cantidad de pan se calcula en función de los días de ruta (en nuestro caso, medio kilo por día).
    9. Una vez que llegamos a una ciudad o un pueblo, comemos proteínas y nos damos todos los gustos que estén al alcance del bolsillo.
    10.    Atención con los puestos callejeros: la comida suele ser buena, fresca y barata.
    11.    En este post recopilamos consejos de nutricionistas y cicloviajeros. ¡No te vayas del blog sin leerlo!

    Más allá de lo “ideal”, no te preocupes si a veces sentís que estás comiendo siempre lo mismo o si llegás al punto de comer para no tener hambre y poder seguir. Lo importante es que siempre encuentres un buen paisaje: ese el ingrediente perfecto para que un poco de pan, unas fetas de jamón y algo de queso sean muchísimo más que un simple sándwich 🙂

    Ojalá esta info te sirva para tus próximos viajes en bici. Si tenés dudas o preguntas, te leemos en los comentarios. ¡Buenas rutas!

    Somos Jime Sánchez y Andrés Calla, amantes de la aventura y la vida al aire libre. En este refugio digital compartimos nuestro estilo de vida, relatos, fotos, info útil, consejos y muchísima inspiración.

    Comentarios

    • eduardo
      4 septiembre, 2020

      Celebro vuestra generosidad al transmitir de forma clara y precisa tanto conocimiento acumulado.

      .Aporte s/ alimentación: 3 datiles = aprox. 1 banana en cuanto a potasio se refiere

      . Menor volumen, facil de transportar y se puede guardar x vs meses.

      responder

    Dejé tu comentario o pregunta

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit sed.

    Follow us on